2/11/2009

Desfile Maureene Dinar


Reina el blanco, sigue el negro, ganan los detalles

Moda y Belleza
29/10/09
La Nación

Libertad, paz y buena onda son los mensajes que se traslucen en el verano 10 de Maureene Dinar. En blanco puro y sus matices diseños urbanos con un guiño couture, con bordados de piedras, encaje, plumas y flores de gasa hechas a mano. Los vestidos, de impronta griega y otros con mucho vuelo, están hechos en organza de seda natural, gasas y sedas de la India, satén y muselina, algo naïf y muy seductores. Agrega pinceladas doradas, cobre y plata para los corsages, los tapados con cola, las blusas transparentes y los boleros. También juega a combinar texturas como lino con satén y gasa sobre paillettes en shorts, pantalones y monos. Bien vale el paso por los años 80, con el negro dominante, las incrustaciones de tachas en fajas, chalecos y sacos, y las medias bucaneras, esas que hasta tapan la capellada de los zapatos; en este caso plataformas, por supuesto. "Para una mujer muy femenina y con actitud", palabras de su creadora.
María Elena Baggio

30/10/2009

Desfile Chez Rita



Novias, fiesta, cóctel y, desde ahora, novios

Moda y Belleza
29/10/09
La Nación

Para una tarde elegante o brillar en la alta noche son los diseños que Rita López Sarmiento mostró en su desfile de temporada. Ya un clásico, recibió en el primer piso de su atelier de la avenida Santa Fe 936 con una pasarela al ras del piso y sillas de uno y otro lado para clientas, amigas y futuras novias, que miraron y tocaron los modelos. Le rindió honores al pantalón y lo presentó en varias versiones: al tobillo, recto, palazzo y de tiro más alto en diferentes texturas, ideales para llevar sugestivamente con otro fuerte de su colección, los sacos y las chaquetas de cuello mao o corte smoking con grandes solapas y picos en la delantera. Para celebrar, propone un sinfín de vestidos cortos y largos, con cola, tajos, volados y transparencias; de escote strapless, halter o espaldas desnudas; con faldas de mucho vuelo, balloon, mixtura de géneros o trabajadas artesanalmente con bordados y pliegues, en una amplia paleta de verdes, turquesas, celestes, colorados, rosas, salmón y tierra. No se queda fuera de la tendencia y suma flores, algunos lunares, apliques de pétalos y encaje. A la hora del vals, las novias se llevaron todas las miradas, especialmente su flamante nuera, que lució un vestido de su autoría y pasó de la mano con un López Sarmiento en impecable jacket. Es que ahora el hijo de Rita, Andrés, estrena negocio: el de la ropa de novios.
M. E. B.

20/10/2009

Desfile Daniela Cortese


Toques retro para una colección original llena de detalles

A la hora señalada, una multitud se agolpaba para ver el desfile de una de las diseñadoras artífices del look de Sol Pells para la novela éxito que protagonizó Carla Peterson junto a Mike Amigorena. Música en vivo de El dependiente y chicas elegantes evocando los años 40 y 50, pero modernas. Volados, jabots, mangas abullonadas y ribetes a contratono se ven en vestidos arriba de la rodilla con acento en la cintura, en blanco, gris, negro, verde y naranja. También hay remeras bordadas y camisas con cuellos destacados, volumen en los hombros, faldas pencil de tiro alto y tajo delantero, monoshorts y shorts bombé de satén. Para ellos, pantalones blancos, remeras y camisas con vivos contrastantes, chalecos y trajes de buena factura. En estampas, lo justo: círculos geométricos, algo vichy y pájaros en alusión al nombre de la colección: The bird collection. ¿El resultado? Simple y original.

Desfiles 09/10

Olga Naum
Con estilo y sello original

Mesas redondas y un buen té. El motivo: una reunión para ver de cerca los diseños de Olga Naum. En varias pasadas el tema estaba resuelto, un sportwear canchero y ultrafemenino, y una noche audaz fácil de llevar. Se lució con equipos muy Naum como las faldas en lino, modal retorcido, denim con voiles y crêpes, abullonadas, con sobrefalda, gajos de seda floreados o rectas de tiro más alto. También seduce el look safari, con babuchas y remeras rayadas en tonos tierra, tejidos de diferentes puntos y chemises reformulados que llevan faldas globo, entre otras. Además, pantalones sastreros, chaquetas con recortes y volados, camisas con jabot y jeans, o cigarettes en tonos acqua, blanco y verde pastel. De noche, vestidos en gasa y seda, enaguas bordadas y el clásico negro con frunces en el escote y recorte shocking en naranja o turquesa, según el ánimo. Ponible y chic para pasar la estación.


Sisters Solnicki
Delicada y audaz

Las hermanas Jessica y Melina Solnicki presentaron su verano bajo la nueva griffe Sisters Solnicki. El desfile lanzamiento, muy concurrido. Las sisters proponen diseños románticos y cancheros para la playa, la tarde y la noche glam, en gasa de seda natural, satén, poplin, jersey, bambula y su material fetiche: el cuero. Estampas florales, rayas y geométricos. Hay para elegir: monos adherentes, babuchas, remeras y tops fruncidos; el encaje encuentra varias formas e intervenciones en minivestidos, sacos abullonados y apliques, y los volados se hacen notar en remeras, soleros y shorts. Para el cóctel, vestidos a la rodilla bordados en piedras y lentejuelas. Al final festejo y brindis por la apertura en diciembre, en Gurruchaga y El Salvador.

Por M. E. B.

13/8/2009

PELAJES

Sobre el mundo de las pieles, palabras de un experto, Humberto Borsani

Moda & Belleza
13/08/09
La Nación

Afuera se registraba una de las noches más frías del invierno y aunque luego de casi dos horas de charla la temperatura acusaba dos grados menos, a la salida él no echó mano a ningún abrigo de piel. No le gustan los lujos.


Ingeniero químico con más de 20 años de experiencia en curtiembres, ferviente opositor de la caza deportiva y padre de una hija antipiel son las señas particulares de Humberto Borsani, gerente de la Federación Argentina de Comercialización e Industrialización de la Fauna (Facif). En esta entrevista habla sobre un tema que para muchos genera polémica, pero que para él es un medio de vida tan honorable como cualquier otro.

Comienza explicando que la federación se asegura de que todos sus socios -criaderos, curtiembres y productores- utilicen recursos que sean sustentables en el tiempo y que cumplan con las normas fijadas para restablecer el concepto de que el uso de la piel es ecológico, renovable y está avalado por organismos nacionales e internacionales, además de generar más de 70.000 puestos de trabajo en el país y una facturación total de 50 millones de dólares al año.

-¿Por qué cree que hay tanta controversia en el uso de pieles?

-Porque hay mucho preconcepto. Históricamente el hombre vivió, se alimentó y creció utilizando lo que lo rodea. Hoy eso puede hacerse aprovechando los recursos con eficiencia y es así que se hace en la industria peletera, sin depredar y manteniéndolo como un recurso sustentable a través de los criaderos, que cumplen normas y son controlados permanentemente.

-¿Qué sucede con las campañas antipiel y el consumo?

-En Europa ya no hay campañas antipiel, el consumo sigue aumentando y los mejores diseñadores las incluyeron en sus últimos desfiles. En 2007 fue récord la producción de visones en el mundo con todas las normas que hay que cumplir: impositivas, de crianza, pese a que aún hay organizaciones que inventan cosas ilógicas como desollar un animal vivo, cosa que es imposible y cruel.

-¿Qué animales se comercializan en el país?

-En la Argentina hay zorros, nutrias, castores, una pequeña población de zorrinos, vizcachas y conejos; este último no está regulado por leyes de fauna, y los lanares. Sólo se trabaja con pieles que no están en peligro de extinción, todo animal que las Naciones Unidas definió que no se puede matar no se comercializa y la Facif se preocupa de que sus socios no comentan ninguna imprudencia al respecto.

-Pese a eso también se habla de la desaparición de especies.

-La proporción de animales que se utiliza en la industria peletera es 95% de criadero y 5% silvestre. Siempre hacemos estudios poblacionales de densidad junto con una bióloga del Conicet que nos asesora. Por ejemplo, tenemos un cupo de nutrias para exportar. Este año lo permitido fueron 2,5 millones, pero en realidad nunca pasamos el millón de pieles, hay mucha conciencia en respetar esos números. Otro caso paradigmático es el del castor en la isla de Tierra del Fuego. Allí se lo mata porque es plaga, hace diques, ahoga los árboles y afecta la agricultura, y eso se hace en beneficio de la naturaleza.

-Muchos dicen que el cautiverio puede ser nocivo para los animales...

-Para que eso no suceda existen fuertes normas que los criaderos deben cumplir como el tamaño de los caniles, la alimentación y las condiciones de higiene. A las chichillas, además, se les pone aire acondicionado y música funcional no porque el criador es bueno, sino porque la piel de otro modo no serviría. La muerte del animal también tiene que darse según regulaciones internacionales que establecen que debe ser de una manera no cruenta y lo más rápida e indolora posible.

-Se sabe que la piel en sí misma es biodegra dable, ¿pero qué pasa en los procesos de producción de las pieles con los teñidos, los desagües y la contaminación?

-Todas las actividades del ser humano producen más o menos contaminación. Cuando una mujer va a la peluquería y se tiñe el pelo está contaminando el agua. Cuando se tiñe un pelaje o se curte un cuero en una curtiembre se produce todo un tratamiento de los afluentes que el que no lo hace está cometiendo un error. En la Facif nos aseguramos de que todos nuestros miembros cumplan con normas de cuidado del medio ambiente. De hecho muchas curtiembres tienen la certificación ISO 14000 que regula temas ambientales.

-¿Cuántos animales se necesitan para un abrigo?

-Depende, para hacer una prenda se necesitan 20 visones, 14 nutrias o 10 zorros.

Por Maria Elena Baggio

CONCURSO
Desde hace 10 años, la Facif convoca a diseñadores para que vuelvan a utilizar la piel en sus diseños. Para eso facilita todo tipo de pieles a los participantes. El premio son dos becas de una semana intensiva de capacitación en el SAGA Design Center en Dinamarca. Los trabajos se reciben hasta el 1° de septiembre en San José 334, 7° piso.

Bases en http://www.concursofacif.blogspot.com/

3/7/2009

FENOMENO 09

La crisis alteró la dinámica de la moda. Si hay descuento, se vende

Suplemento Moda & Belleza
25/06/09
La Nación

Es un hecho, hoy la venta en el terrenode la moda se mueve con los descuentos en días especiales, con tal banco, tal tarjeta de crédito o de tal firma. Un sistema de comercialización que se generalizó promediando el verano y ahora está en carrera contra reloj para apurar las ventas de temporada. Y las futuras: se comenta que esta tendencia continuará pasado el invierno. Pero el fenómeno no es sólo local; la moda internacional también ofrece sales anticipados. Un caso, España, que colgó carteles de descuentos un mes antes de la fecha habitual (30 de junio) para hacer frente al frenazo del consumo. Lo mismo, en Italia.

En esta fiebre de beneficios, la publicidad los promueve hasta el cansancio, cuestión de lograr el gran objetivo: vender. "En momentos de crisis cambiar las formas de comercialización es una herramienta muy útil -explica Dante Sica, director de la consultora Abeceb.com-. Con este sistema de promociones lo que se intenta hacer junto a fabricantes asociados con bancos, tarjetas de crédito y centros comerciales es mantener y levantar los niveles de consumo, que en el sector textil venían en baja."

Según un estudio de la consultora Claves Información Competitiva, desde mediados de 2008 se advierte una desaceleración en las ventas. De ahí que frente a la caída del consumo interno y la eliminación de gastos por parte del cliente, producto de la crisis mundial y argentina en particular, las acciones promocionales entraron en escena.

Desde hace ya largos meses el Banco Santander Río tienta con los Súper Miércoles de la Mujer con descuentos en un abanico de primeras marcas; el Galicia, con 20% de descuento en shoppings adheridos, en determindos días, y cuotas sin interés, y lo mismo sucede con el BBVA Banco Francés en días específicos. El Citi, por su parte, es uno de los más arriesgados, ofrece desde hace unos meses el 15% menos en algo más de veinte marcas de primera línea, y la semana última se jugó con una rebaja del 35% con sus tarjetas. El Ciudad bonifica un 10% en locales asociados y los gastos hechos con la tarjeta American Express suman puntos para adquirir nuevos beneficios, y hay descuentos en algunas firmas.

Ante semejante iniciativa y la buena respuesta del público los shoppings se sumaron. Alto Palermo, Abasto, Alto Avellaneda, Patio Bullrich, Paseo Alcorta y el recién estrenado Dot Baires, de APSA Centros Comerciales, se aliaron con bancos y marcas y en algunos casos idearon acciones para seguir premiando a sus clientes. Como Alcorta Nights, que durante unas horas, en un día fijado, beneficia con un 30% off con todos los medios de pago en locales adheridos. ¿El resultado? Las ediciones logran un incremento de público que supera en un 130% promedio en la misma franja horaria un día sin promoción, con el consecuente aumento en las ventas, claro. También hay que decir que no todas son buenas; las empleadas de los locales en promo se quejan porque en varias firmas, en esas horas, se les quita la comisión.

El Solar de la Abadía hace lo propio junto al Galicia, y Unicenter busca captar clientes los días hábiles con descuentos para los que pagan con tarjetas del Banco Francés. En el sector dicen que todas son acciones que hacen la diferencia, aunque no logran revertir la desaceleración en el crecimiento, sino mantener los niveles de consumo como en 2008, lo que en versiones fuera de micrófono vendría a ser vender menos.

Según Mariano Rodriguez Giesso, presidente de Giesso, "los tres primeros meses notamos la crisis con caídas del 5% promedio. Para eso lo que nos propusimos es mantener los costos cuestión de poder tener precios lo más bajo posibles, y así pasó el trimestre. Este mes, con las acciones que impulsan los bancos aumentamos significativamente las ventas; son tan buenas que tuvimos el mejor Día del Padre de la historia, estamos muy contentos con junio ya que compensamos esa caída y hoy estamos con ventas superiores al año pasado en unidades".

Nuevo consumidor
Las estrategias para estimular el consumo hicieron cambiar los hábitos. Si no hay descuentos la gente no compra. En el mercado hablan de un perfil de consumidor "cauteloso, racional y especulativo", que elige cómo y cuándo comprar. "Si hay expectativa inflacionaria, la gente se apura a comprar, pero esta vez la premisa es diferente, hay una expectativa a la baja. Esto quiere decir que no hacen las compras anticipadas, sino que prefieren esperar las superofertas", considera Vicente Lourenzo, de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Para Marcelo Sorzana, titular de Surreal y vocero de las firmas Paruolo y Ayres, el consumo se retrajo no sólo por la crisis global, sino también por la llegada tardía del frío. "Hasta mayo no hubo ventas significativas por el calor, pero cuando empezaron a surgir las promociones la gente comenzó a comprar."

La realidad es que hoy el consumidor se vale de todo tipo de mecanismos para hacer compras inteligentes. Las grandes firmas captaron esa actitud y se subieron al tren de los precios bajos. Cook hasta hoy, jueves, mantiene un 30% off en toda su colección, además de ofrecer todos los días una prenda a un precio menor que el original. "Pensamos estas acciones para seguir beneficiando al público. La gente que va a los shoppings hoy busca descuentos sí o sí", detalla Mariana Pérez Fernández, responsable de marketing.

En Prüne dieron el sí a acciones de descuento generadas por shoppings y bancos entendiendo que "los tiempos actuales y las nuevas tendencias de consumo así lo requieren", justifica su dueña, María Eugenia Farrell. "Por otro lado, notamos que el fenómeno y éxito de nuestro outlet responde a esta modalidad de compra, por lo que no pudimos dejar de ofrecerla", agrega.

Adriana Costantini, dueña de la etiqueta que lleva su nombre, también es parte de la experiencia. "La gente sabe mirar, sabe esperar, sabe buscar oportunidades, por eso incluí el 10% de descuento por pago efectivo en los locales a la calle y adherí al descuento del Solar de la Abadía. No queda otra, hay que acompañar la tendencia", afirma.

Desde Rapsodia sostienen: "Ninguna de estas acciones son de nuestro agrado. Esta modalidad de los descuentos es desmedida y no favorece a las marcas, no participamos porque no queremos destruir la fidelidad con las clientas. Trabajamos para lograr el mejor diseño al precio justo, y por eso no buscamos ser una oportunidad, sino una elección", concluye Sol Acuña.

Se vende más, se gana menos
Durante el último semestre, muchos se volcaron a los outlets buscando la mejor ecuación precio-calidad. Otro tanto hizo pie en los centros comerciales para hacer uso de cada combo, oferta, billete y happy hour lanzado. Así, el ticket promedio de una marca accesible es de $ 100 a $ 150; y en marcas de primera línea de shopping, en cambio, el precio promedio es de $ 350.

Respecto de esos números, el gerente de marketing de Portsaid, Alvaro Pérez Esquivel, asegura: "Esta no es una crisis igual a la vivida en 2001, hoy no están tan golpeados los presupuestos. Es una crisis que hace que el consumidor sea más precavido, pero cuando tiene la oportunidad compra". Por eso cree que todo este sistema de ofertas no se podrá sostener a largo plazo. "Se deteriora la rentabilidad, el cliente adquiere un producto a menor precio, pero el nivel de costo sigue igual. Ya no se puede parar el movimiento de ventas instalado, pero lo que habrá que pensar es que la empresa tiene que seguir siendo viable."

Para Héctor Borrell, gerente comercial de Cheeky, "el beneficio de los descuentos hace que no perdamos el volumen de clientes y que podamos seguir manteniendo la venta en unidades para no perder la escala de producción. Sin embargo, lo que se pierde es rentabilidad, lo cual obliga a una permanente reingeniería de los procesos internos para lograr un mejor equilibrio en los costos. El problema será, a futuro, desacostumbrar a los clientes a la modalidad de descuentos".

Sorzana da otra explicación: "El consumo se ha mantenido igual que el año anterior, no ha crecido. No obstante, han aumentado los costos fijos de las empresas, y eso es lo que las ahoga con tanto descuento propuesto". Vale aclarar que dependiendo de la negociación el descuento es absorbido en algunos casos por la marca en su totalidad, el centro comercial, la tarjeta o el banco. Casos contados son los que comparten a medias. Cuando la marca absorbe el ciento por ciento del descuento, "se pierde al menos un cuarto de ganancia del precio pleno de un producto", asegura Pérez Esquivel.

Futuro cercano
"El sector atraviesa una baja, venimos de crecer un 30% promedio mensual en los últimos años y ahora es mucho menor, lo vemos en todos nuestros centros comerciales", explican los directivos de APSA. Para afrontar estas pérdidas o, como prefieren denominarlas, "no ganancias", las estrategias más escuchadas tienen que ver con seguir apostando al control de gastos, porque el consumidor continuará exigiendo precios lógicos. "El mercado será el que fijará los precios -afirman en Cheeky-. A diferencia de 2008, donde la crisis mundial golpeó por sorpresa y a la mayoría de las marcas nos tomó con un sobre stock, este año la producción está proyectada para el mercado actual, lo que llevará a la colección a precios reales."

Desde Portsaid, ya en liquidación, el futuro es conservar la porción de mercado ganada; para eso piensan "buscar nuevos proveedores, productos de importación y hacer buenas alianzas" será parte del plan para no aumentar los costos fijos. El verano 2010 de Costantini viene con mucha publicidad para promocionar el producto y a la vez hacer una buena estrategia "para no aumentar", asegura la empresaria.Y si de hay que ver el vaso medio lleno, Ricky Sarkany, siempre optimista, pisa fuerte y asegura: "Hay incertidumbre. Si se piensa en el corto plazo, uno se queda quieto. Pero nosotros tenemos 30 años como marca y pensamos en los 30 por venir, por eso abrimos nuevo local y seguiremos invirtiendo en el país".

Giesso concluye: "La temporada de verano en términos de producción la programamos igual que la colección pasada y la estrategia es tener los precios más competitivos posibles sin resignar calidad ni diseño. En cuanto a ventas creemos que van a ser iguales al verano anterior, a lo mejor sobre el final del verano, si todo va bien y se mantiene el país, va a andar mejor. Las crisis no son eternas".
Por María Elena Baggio

Sobre autores y lujos
Para el segmento de lujo la crisis pasa por los costos fijos y las trabas a las importaciones; los alquileres en la avenida Alvear subieron, y cada vez hay más marcas que presentan problemas para traer las colecciones a Buenos Aires. Con todo esto se estaría hablando de una reducción del 30% en las ventas.

Los diseñadores independientes también se ven afectados por la crisis y esta nueva ola de rebajas. Pero siempre creativos, se las ingenian para permanecer. Algunos ejemplos para destacar son Mariana Dappiano, que, instalada en Palermo, procura a través de mailings con sus clientas comunicarles los descuentos que propone en días fijos. Otra que hace uso de la tecnología es Florencia Fiocca: a la base de datos de clientas que llegan a su showroom de San Telmo les anuncia el día en que es posible acceder a cualquier prenda de la colección a un 30% menos. Benito Fernández hizo uso de la ventaja del diseñador independiente: no tener que anticiparse tanto para salir al mercado. Por eso pudo pensar más la colección, estar atento a lo que se vendía y hacer los diseños que más gustaban. Hace diez días lanzó una preliquidación a 40% menos de la colección invierno y un 70% menos en temporadas anteriores, sólo para las clientas especialmente invitadas. La movida, dice, generó mucho revuelo y ventas en su boutique.

18/5/2009

OUTLETS

Villa Crespo, en la mira de las primeras marcas
Moda y Belleza
La Nación
14/05/09

Está de moda tener un outlet en Villa Crespo, tal como los vecinos prefieren llamar a su barrio, que algunos rebautizaron Palermo Queen . La prueba está en las más de 30 marcas con productos discontinuos, de segunda selección (por alguna falla), de temporadas anteriores o por exceso de stock (o sin gran demanda), que se concentran en el circuito comprendido entre las calles Gurruchaga, Serrano, Aguirre y Loyola. Una de las explicaciones para este fenómeno es que las firmas con filosofía fashion buscan llegar a un público más amplio y diverso, pagando alquileres más accesibles por locales que requieren de muchos metros cuadrados para funcionar.

Y la tendencia está en alza. En los últimos meses llegaron etiquetas que se instalaron, principalmente, en Gurruchaga. Al 700, Yves Saint-Laurent y Christian Lacroix tienen propuestas para hombres como jeans ($ 149), remeras ($ 99) y camisas (desde $ 100). Otro vecino es Etiqueta Negra, con camisas (desde $ 180), pantalones (desde $ 110) y remeras (desde $70). Hay cajas de zapatillas Gola, de 195 a 640 pesos.

A primera vista, la estética del espacio de Akiabara no se diferencia de un local de primera. Buena luz, amplio y ordenado. En los percheros, camisas ($ 194), suéteres ($ 98), blazers ($ 168) y más. Cerca de los probadores, Little Akiabara tiene un corner con saldos. Una de las pioneras en la zona es la casa que reúne Lacoste, Armani Exchange y Paula Cahen d´Anvers en Aguirre 875. Y es tal la cantidad de ropa que uno necesita, al mejor estilo norteamericano, un canasto para juntar lo que quiera probarse. Se consiguen prendas hasta con un 50% off. Para hombre y mujer, camisas Lacoste ($ 169), pantalones de vestir ($ 189), suéteres ($ 189), T-shirts manga larga de varios colores y, si se corre con suerte, pares de zaptillas de números sueltos. Además, sacos gamuzados Armani, con certificado de autenticidad, desde $ 400; camisas de manga larga, desde $ 269, y para mujer, algunos vestidos cortos de entre 300 y 400 pesos.

En las mesas, Paula Cahen d´Anvers ofrece modelos de pantalones y jeans, desde $ 129, y suéteres, a $ 139. También tiene la colección de chicos y bebes, de verano e invierno. A la hora de pagar, paciencia: la fila de la caja se hace larguísima.

Cacharel es otro de los casos. Tiene diseños de la temporada anterior a mitad de precio (o más) del original. Además, sobre ese importe hacen liquidaciones de hasta un 50%. Para mujeres hay vestidos, faldas, blusas y suéteres, a partir de $ 99, y mucha variedad de pantalones y blazers en talles chicos. Para hombres, camisas de vestir, desde $ 385; camperas, a 550 pesos; corbatas y cintos.

La ubicación fue decisiva para que Sofi Martiré se instalara en Aguirre 714, en un local en el que zapatos, carteras y accesorios se consiguen desde $150 hasta $350.

Siempre abierto
En esta nueva zona de outlets la ventaja es que los comercios están abiertos de lunes a lunes. El público que compra busca marca y precio más bajo, pero no quiere resignar calidad. En resumen, se basa en la regla de las tres B: bueno, bonito y barato. Y la marca Cardón promete cumplir esa premisa. En su local de Gurruchaga 888 ofrece camisas de hombre, bombachas de campo y chalecos de gamuza. En la vidriera se destacan las camperas enceradas, a $ 499. En el primer piso incluye la línea de mujer y niños, con faldas de cuero, camisas de chancho gamuzado, abrigos y pantalones.

Desde Prüne, afirman que una parte importante del público está compuesta por clientes que buscan otras alternativas de precio y temporadas que vuelven a estar de moda. Es que en su local se disponen discontinuos y productos con pequeños defectos de fábrica. Carteras de cuero o sintético desde $ 180, camperas de cuero de varios modelos, zapatos y botas. A un paso, Blaque liquida carteras símil cuero, desde $ 59, y de cuero, desde $ 119. Hay de las nuevas colecciones y unas cuantas de verano (figuritas difíciles del invierno).

En la mayoría de los negocios las prendas de segunda son las que tienen fallas. La Martina, por ejemplo, tiene un estante con suéteres a $ 100 a los que les quedó el mote de segunda por haber sido hechos con la trama en sentido contrario, aunque nadie lo advierte a simple vista. Pero eso no es todo. En indumentaria de fin de temporada hace más descuentos: camperas a $ 315 y jeans a 110 pesos.

Los discontinuos en general tienen más salida, ya que son productos de temporadas pasadas, pero que bien pueden acentuar un estilo vintage y beneficiar el bolsillo. Sofi Martiré lo sabe, por eso cuanto más viejos se vuelven sus diseños más baratos son. En su outlet ofrece zapatos de colecciones de otros años, más el remanente de la última colección. Para pies del 35 al 40 hay zapatos de taco alto, chatitas, sandalias y botas en infinidad de colores, desde 90 pesos.

Otros locales atraen las miradas gracias a su amplio stock, como pasa con Timberland, Hush Puppies y Merrell, concentrados en Aguirre 840. Y hay para elegir, como remeras de Merrell y Timberland, desde $39; zapatos de hombre de Hush Puppies, a $199 y botas de mujer de cuero y gamuza, a $179. Venden productos discontinuos y de primera selección, pero con descuentos de un 30 a 40 por ciento. Por ejemplo, un jeans Timberland de $250 se consigue a $189. Otro clásico de la marca son los náuticos, a $200. Muchos turistas de Brasil, Colombia, México y hasta Inglaterra que conocen la marca llegan al outlet, inaugurado en 2006.
También se destaca Pepe Cantero, en Gurruchaga al 700, con botas de caña baja a $ 150; de caña alta a $ 200, y oportunidades en sandalias de verano, a 100 y 130 pesos.

Caro Cuore también es de la partida. Con discontinuos de hasta cuatro temporadas atrás y facilidades de pago, hace que muchas mujeres salgan con las bolsas llenas, sea para renovar el cajón de ropa interior o rearmar un conjunto que se tuvo hace tiempo. ¿Las ofertas? Corpiños de algodón a $ 49, bikinis a $ 26, conjuntos a $ 85, pijamas y chinelas. La diferencia está en los trajes de baño, que se venden por separado y a precio de saldo.

En un solo lugar
Algunas firmas optan por incluir en otro sector del local las prendas de temporada. Es la modalidad de Portsaid, que en su outlet también tienta con algo de la nueva colección. De todos modos, lo que más abunda son las prendas discontinuas.

El que busca encuentra, la filosofía de Wanama. Dicen sus vendedoras que en el local hay de todo: prendas discontinuas, con fallas y algo de la temporada vigente. Entre otros, jeans de mujer, a $ 89, y para hombre, desde $ 149. Con Puma sucede lo mismo. Ante tanta oferta hay que saber elegir. Remeras de algodón, a 65 pesos; camperas deportivas, a $ 195; zapatillas, a $ 200 (y más económicas también), y para varón, remeras, a $ 65; camperas, a $ 155, y varios diseños de bolsos.

Rapsodia (Aguirre 729) se hizo eco de la propuesta con la apertura de su local vintage, con prendas superaccesibles y algo más para tentarse. A la hora de comprar para los chicos, Cheeky (Aguirre 827) tiene de todo. En un local mixto -conviven la colección actual con las de outlets- es recomendable empezar por las bateas de prendas sueltas y luego seguir por los discontinuos. Los descuentos van del 20 al 70%, con pantalones de corderoy a $ 25 y polleras a 22 pesos.

Exclusivo para ellos, Bowen, New Man y Legacy, en la misa manzana, proponen ropa urbana y casual, más los básicos de siempre. Imperdible.

Avenida Córdoba
No alcanza con una tarde. Ni con dos. El paseo por los outlets de la avenida Córdoba lleva más tiempo del calculado. Más cuando es fin de semana y los amantes de la ropa de etiqueta a buen precio salen al mismo tiempo. Hay mucho por ver: en más de diez cuadras (de Córdoba al 4000 al 5200) se agrupan alrededor de 80 firmas de indumentaria femenina, 40 de masculina y 20 de unisex. También hay prendas para chicos -entre el 4800 y 4900- y algunas zapaterías. El paseo comercial tiene una guía en la Web (
www.avcordobaonline.com.ar ), con direcciones, horarios de los locales y mapa incluido.

Estación central
Un espacio para cada marca. Con prendas en percheros, dobladas y hasta en canastos para revolver, con un orden a prueba de ávidos buscadores de ofertas. Así funciona Estación Central, multimarca que hace ocho años se instaló en Libertador 3040, Olivos. Surgió como una buena oportunidad para que la gente de la zona norte comprara en outlets sin necesidad de viajar al Centro, y sin interferir con los centros comerciales que vendían las mismas marcas, pero de primera selección. Etiquetas como Vitamina, Levis, Giesso, Rapsodia, Cheeky, Dulce Carola, María Cher, St. Andrews, Polo Ralph Lauren, Trosman, AY not dead, Patagonia, Wanama y Cook atraen con buenos precios. Hay prendas discontinuas (que dejan de fabricarse o con pocos talles), de otras temporadas y de colecciones actuales. "Subieron las ventas -asegura Diego Gómez, uno de los dueños-. Tenemos una clientela estable, que entendió cómo manejarse en un outlet. Es gente que busca oportunidades, le gusta vestirse bien y con marcas."
¿Algunos precios? De Rapsodia hay jeans a $ 59, camperas a $ 199 y remeras a $ 25; de Cheeky, remeras de manga larga a $ 9 y $ 15, y pantalón de joggins a $ 39; de Giesso, camisas de manga larga a $ 55 y pantalones de gabardina a $ 69, y jeans de María Cher a $ 88. Los conjuntos de algodón de Dulce Carola parten de los $ 30. Abre de lunes a lunes, de 10 a 20.30.
Cada tanto, sorprenden con ferias o con descuentos de hasta el 50% sobre el precio de discontinuo. Para estar atento.

Bebés & Chicos
La ropa para chicos también tiene lugar en el mundo outlet. Como Mimo &Co., que hace años entró al circuito Córdoba con un local al 4959 en el que ofrece buzos de bebe a $ 59 y pantalones de corderoy a $ 85. Más direcciones en
www.mimo.com.ar . En la misma avenida, pero al 4242, Coala Kimbi vende camperas impermeables a $ 91 y tapados a $104. Tan buena fue la experiencia de Pioppa, en Córdoba 4766, que abrirá dos outlets más. ¿Ofertas? Blazer de corderoy por $ 49.
Para Cheeky hay dos modalidades de outlet: el tradicional y el factory. Destacados: pantalones de corderoy, a $ 25, y polleras, a $ 22. En Santa Fe 2053, Alvarez Thomas 1432, Rivadavia 5096, Córdoba 4801, y en otros 24 locales (
www.cheeky.com.ar ).
En los cinco outlets de Grisino venden ropa fabricada especialmente, con remeras en superoferta, a $ 20, en Cabildo 4541, Córdoba 4880, Alvarez Thomas 1426, Parque Brown y Soleil Factory. En el primer piso de Cuba 1893, en Belgrano, Baby Cottons propone remeras de manga corta y larga desde $ 45, pantalones a $ 60 y vestidos a $ 80.

Para agendar
El mapa de los outlets es extenso. Por ejemplo, en Tigre abrió 30/70 en el Paseo de Compras Mercados del Delta, Puerto de Frutos. Ahí, donde estuvo Casa FOA, llegaron Polo, Cheeky, Wanama, Awada y Cook, entre otros. Y sumaron blanquería con Arredo.
San Telmo es otro de los barrios de diseño que más creció en el último tiempo. Es el favorito de diseñadores independientes aunque no escapa a la tendencia off. En el segundo piso de México 735 está el outlet de Giesso con ropa para uno y otro sexo. En Alsina 1479, Yves Saint-Laurent también se destaca por su propuesta para varón. Hay prendas de segunda selección con detalles de costura y corte, pero no de menor calidad, y con un 20% o 30% de su valor inicial, sin contar la época de liquidación, donde los precios bajan aun entre un 10 y 20% más.
Buenos hallazgos hay en el outlet que Lazaro abrió en Nicaragua 4989: prototipos que nunca llegaron a los locales, discontinuos y, claro, primera selección. Hay otro outlet de la marca en Nicasio Oroño 1563, a pasos de la fábrica.
En el espacio vintage de Clara Ibarguren, Scalabrini Ortiz 817, hay ropa de otras temporadas, piezas de desfiles y muestras que no salieron a la venta.
Hay más lugares llenos de oportunidades: Ayres, Córdoba 4301; Brand Point (Lacoste, Armani Exchange, Paula Cahen d´Anvers y Penguin), ruta Panamericana km 34,5, bajada Henry Ford; Class Life, Córdoba 4401; María Cher, Diego Carman 417, San Isidro; Christian Lacroix, Seguí 4646/52; Christian Dior, Lafinur 3057; Chocolate, Dorrego 864; Giesso, México 735, 2° piso; Jazmín Chebar, Triunvirato 2855; Paruolo Vintage, Honduras 4785; Perugia, Ayacucho 1975; Ricky Sarkany, Blanco Encalada 22, San Isidro; Trosman, Armenia 1998; Uma, Humboldt 1868; Viamo, Aguirre 794, y Vitamina, Libertador 3080, Olivos.
La ropa interior es un mundo aparte, con locales que se centran principalmente en una cuadra de Blanco Encalada, en Belgrano. Como Dulce Carola, Blanco Encalada 2883; Getien, Blanco Encalada 2880, y Maidenform, Blanco Encalada 2890.

Por Maria Elena Baggio y Mariangeles Lopez Salon